Comentarios acerca de la vida nacional. Temas militares, política, seguridad, terrorismo, fuerzas armadas, prensa, radio y televisión, moral y ética ciudadanas. Chascarrillos militares, cocina de campaña, noticias diversas... Todo según los artículos 20 de la Consitución Española y 177 y 178 de las RR.OO. para las FA,s.

13 diciembre 2008

266.- Mi sargento de hierro.

Toque sobre la imagen para ampliarla.

Un querido compañero me remite la carta abierta que el sargento de Infantería Don Bruno Navarro Rousseau-Dumarcet dirige al ambiguo F. Sánchez Dragó.
El sargento Navarro, del Mando de Operaciones Especiales y destinado en Afganistán, en una carta magníficamente bien escrita, se dirige al lenguaraz periodista acorde con el estilo que, según Calderón de la Barca en sin par síntesis, se adorna el soldado español.
Llamar a un soldado, o a los soldados españoles, cobarde(s) es una felonía, porque simplemente por "estar" ningún soldado puede ser cobarde. Más, si el "estar" es en un avispero como Afganistán que, aunque aquí la "libertad de prensa" imperante oculta los ataques diarios que sufren nuestras tropas prisioneras de unas "reglas de empeño" impuestas por la ONU, les impide dar adecuada respuesta.
Si cobarde es pegar a una mujer, creo que más cobarde es que una mujer pegue a un verdadero hombre sabiendo que no va a obtener respuesta. Sánchez Dragó, el lenguaraz, se ha portado como una mujercita. Claro, que tal vez no le importe mucho.
Me queda la esperanza de que el general Coloma Contreras distinga de alguna manera a tan gallardo infante como es el sargento Navarro. Por mi parte: "enhorabuena mi sargento".

P.S.: Siento vergüenza que haya tenido que ser un sargento el que se arrojara al ruedo para estoquear al tal Dragó. Y esto lo digo con el máximo respeto para el sargento Navarro y con el mínimo respeto para la pléyade de generales, coroneles, etc, que lo han consentido sin dar la adecuada respuesta. Con el ministro del ramo no contaba, como siempre.

5 Comments:

Blogger artillera said...

Estimado señor, me sorprende que, precisamente usted, supuesto conocedor de heroicas figuras femeninas compare la actitud de Sánchez Dragó en este penoso episodio con la de una "mujercita"...

¿Cree acaso que las mujeres han sido alguna vez menos valientes que los hombres? Deme ejemplos, por favor.

Por casi todo lo demás, le felicito por su blog.

20 diciembre, 2008 16:44

 
Blogger F La C said...

Disculpe señora,pero atengámonos al contexto. El ínclito S. Dragó se portó como una mujercita cobarde que pegó a un hombre que ella sabía que no le iba a devolver la agresión.
Y ahora, repase mi blog y verá como en el deporte pongo ejemplos de mujeres que, ante el fallo clamoroso de sus compañeros atletas, cubrieron más que de sobra el expediente de nuestra participación en un campeonato, olimpiada, etc.
Ítem más, lo dicho en el ámbito deportivo es trasladable a los hechos de armas. Clara del Rey, Agustina de Zaragoza, Juana Malasaña, María Pita, Manuela Sancho, Josefa Bosch, María Bellido, y muchas más, sin olvidar las monjas mártires en los años treinta.
Cuando fallaron los hombres ahí estuvieron ellas.
No confundamos.

20 diciembre, 2008 17:41

 
Blogger artillera said...

Con permiso.

Dice usted "...cuando fallaron los hombres, ahí estuvieron ellas" y se entretiene en citar unas cuentas para apostillarlo (gracias por la clase magistral).

Permítame que le diga, si no lo sabe aún, que ellas estaban ahí siempre, fallaran o no los hombres, con una valentía que para sí quisieran buena parte de ellos, o ¿acaso piensa que el mundo gira gracias a los hombres?.

Podría usted explicarme, por favor, ¿cuál es su concepto exacto de la mujer? para que "no nos confundamos".

Felices Pascuas.

27 diciembre, 2008 12:41

 
Blogger F La C said...

Estimada señora o señorita:
Veo que lee mi blog, pero le ruego lo lea globalmente y no me salte de tema en tema.
Para mencionar la valía de las mujeres me he remitido a momentos concretos, resaltando el coraje y la decisión de aquellas que, en la guerra (no era su momento), suplieron con creces las ausencias de los hombres que, en la guerra (era su momento), no supieron dar de sí mismos lo que la situación exigía.
En el plano atlético, las cito como alternativa. Es como si dijera, fallaron todos menos los negros, o los rubios, o los altos o los feos.
En ningún caso recalco la excepcionalidad de un momento, sino que destaco la capacidad femenina de optar a cualquier meta en ausencia o en presencia de hombres sea cual sea la circunstancia. Así, en la vida cotidiana, hoy más que nunca, las mujeres son en conjunto más brillantes que los hombres. Simplemente porque se encuentran en un momento explosivo de su historia, y cualquier actividad es para ellas un subconsciente desafío.
Cuando dentro de algunos años se normalice la situación, la estadística vendrá a demostrar que hombres y mujeres son iguales pero distintos (afortunadamente). Iguales en cualidades y posibilidades básicas, distintos por la especialización que les confieren, a ellos y ellas, prestaciones puntuales más elevadas en función de las exigencias de su sexo.
El hombre más potente muscularmente tiene los miembros más cortos para no dañar huesos y tendones, La mujer, más flexible, prona , por ejemplo, sus fémures para favorecer los partos (privativos de su sexo) lo que les confiere ventaja en el esquí y la natación.
Intelectualmente, está demostrado que los centros del habla se desarrollan más y antes (y bien que se nota) en las mujeres. Que los hombres tienen una concepción espacial y una coordinación visomotriz más elevada que las mujeres (aunque el campeón de España de tiro instintivo sea una campeona).
Y así se podrían escribir unos cuantos libros, para lo cual no tengo tanta preparación.
También, y antes de que me lo diga, nadie es hombre-hombre ni mujer-mujer, todos tenemos una cuña del sexo contrario en nuestro ser físico y psicológico. Sin contar que hablamos de los percentiles centrales de la campana de Gauss...
Yo particularmente nunca tuve problemas en aceptar sin reservas todo lo que aquí expongo. Tengo dos hijas y un hijo, y aunque a ellas se les cae la baba por el varón, yo destaco a la mayor; entre otras cosas (su enorme valía personal) porque para mí la antigüedad sigue siendo un grado...
Habiendo,ahora, un 35% más de universitarias que de universitarios, es lógico pensar que dentro de 10 años habrán más jefas que jefes que no dependan de la infausta "cuota" que ha propiciado el ascenso de muchas inútiles, para disgusto de todas aquellas que no necesitan de "favores".

En cuanto sus últimas párrafos, le diré que el mundo gira... a pesar de las mujeres, ya que cuando Dios creó el universo, en el primer día creó el caos, pero al sexto, pareciéndole poco, creó a la mujer...

¿Está claro mi concepto para que "no nos confundamos"?

27 diciembre, 2008 17:28

 
Blogger artillera said...

...Y el verbo se hizo hombre (¿segunda lección magistral?).

Por lo detallado (y lisongero) de su respuesta, ¡se ha ganado usted el turrón de esta noche!

Que lo disfrute con su familia aunque, si me admite una observación, yo nunca publicaría en Internet la foto de nadie que me importara algo (hay mucho HP suelto por ahí...).

Feliz Año 2009 ¡señor!

31 diciembre, 2008 13:43

 

Publicar un comentario

<< Home