Comentarios acerca de la vida nacional. Temas militares, política, seguridad, terrorismo, fuerzas armadas, prensa, radio y televisión, moral y ética ciudadanas. Chascarrillos militares, cocina de campaña, noticias diversas... Todo según los artículos 20 de la Consitución Española y 177 y 178 de las RR.OO. para las FA,s.

25 diciembre 2010

423.- Navidad lejos de la patria.

En ésta tan entrañable fecha, recuerdo con emoción a mis compañeros fuera de España en cumplimiento de una misión.
Me refiero tanto a los que están en Bosnia, Afganistán, Líbano, Uganda, O. Índico, como a los observadores y asesores desparramados por medio mundo.
Ellos, que no tienen horas para cumplir su misión, no son como los sindicalistas mafiosos que iban a reventar Madrid o España entera si se terciara.
Ellos, que a pesar de la gran tensión ocasionada por su inmersión en guerras ajenas, no se quejan del enorme estrés que soportan a diario durante las patrullas que realizan por territorio completamente hostil, y que supera con creces ese "agobio" de los controladores aéreos que les impide acudir a su trabajo con regularidad y, de paso, chulear a cientos de miles de españoles.
Ellos, que con menguada paga y un retiro muy ajustado no se quejan de que todos los políticos sin excepción perciban, en su poltrona, suculentos sueldos en metálico y especie, y se retiren con elevadísimas pensiones por encima de lo establecido en la Ley para el común de los españoles.
Ellos, que mientras están sirviendo a España en el exterior no tienen a sus familias adecuadamente asistidas por el ISFAS (sanidad militar, que cada vez tiene menos calidad -ojo, en el servicio dado, no en sus profesionales-) y que cuando vuelvan verán que la cesión de los escasos hospitales que nos quedan, se convierten en la referencia de cientos de miles de civiles adscritos a la Seguridad Social, con merma de la atención que antes recibían (contubernio entre Esperanza Aguirre y la antibelenista Carme(n) Chacó(n)).
A ellos y a sus familias, con todo mi cariño, les deseo, allá donde se encuentren, unos y otras, una muy
feliz Navidad.


P.S.: Olé por aquellos que se significaron en la videoconferencia con el presidente del gobierno, por la mención de cuestiones expresamente navideñas.


P.P.S.: En relación con el comentario: El general Ruiz Martín, que fue gobernador militar del Campo de Gibraltar y posteriormente capitán general de la entonces Novena Región, en carta que circuló a todas las unidades, y que nunca lamentaré lo suficiente el haber perdido la copia, nos anunciaba el desastre y engaño que supondría la implantación del ISFAS.
Algo debe quedar en los archivos.

2 Comments:

Blogger Manuel said...

Es un error confundir ISFAS con Sanidad Militar. Desde que se creo el ISFAS en vez de ayudar a la Sanidad Militar e implementar todas las facetas que le faltaban, fué un emboscado que ayudó otros intereses sanitarios no militares. Ahora la Sanidad Militar se desmorona y tiene con este planteamiento fecha de caducidad.

26 diciembre, 2010 11:56

 
Blogger F La C said...

Le doy toda la razón. Era una manera de hablar, todo lo que escribo lo transcribo en directo desde mi cabeza al papel-pantalla. Pero le agradezco el comentario porque define exactamente la situación.
Siempre he dicho que me gustaría morirme en un hospital militar (en realidad hasta la última semana en la que me iría a mi casa), confío en los médicos militares y me gusta el trato que recibo en la Sanidad Militar.
¿Quién nos ha vendido?

28 diciembre, 2010 12:45

 

Publicar un comentario

<< Home